SOBRE NUESTROS FITOMEDICAMENTOS


A diferencia de los fármacos de síntesis química, que están compuestos por moléculas relativamente pequeñas y sencillas, los fitofármacos son principios activos obtenidos de partes de plantas, a través de complejos procesos que purifican aquellas moleculas que deseamos mantener y eliminan las que sean potencialmente tóxicas.


Como cualquier otro medicamento, los fitomedicamentos están compuestos de dos tipos de sustancias:

  a) El principio activo o fármaco (en nuestro caso un fitofármaco) que es aquella sustancia natural, sintética o biotecnológica que tenga alguna actividad farmacológica y que se identifique por sus propiedades físicas, químicas o acciones biológicas, que no se presente en forma farmacéutica y que reúna condiciones para ser empleada como medicamento o ingrediente de un medicamento;

  b) Los excipientes o aditivos que constituyen las substancias que se incluya en la formulación de los medicamentos y que actúen como vehículo, conservador o modificador de alguna de sus características para favorecer su eficacia, seguridad, estabilidad, apariencia o aceptabilidad.

Juntos, fitofármaco y aditivos, elaborados a través de un proceso estandarizado y de acuerdo con los más estrictos estándares nacionales e internacionales; forman un Fitomedicamento, que es lo que compramos en la farmacia y utilizamos.